Blog de Golf

Técnicas y Consejos para Golfistas

Archivos por Etiqueta: Mente

Rutina post-golpe: Aceptar y Desconectar


Vuelvo con el Mental Game que me hace mucha falta; lo que más me cuesta es aceptar los malos golpes sin mosquearme. Y se pasa mucho tiempo entre golpe y golpe; ¿qué se puede hacer durante todo ese tiempo para mantener una actitud positiva?

La respuesta está en la rutina post-golpe según David Mackenzie. Pero antes que nada os recuerdo los siete pasos de la rutina pre-golpe que vimos un tiempo atrás.

RUTINA PRE-GOLPE

1.- ACTIVACIÓN, para activar tu foco y estar preparado para el golpe; por ejemplo: una respiración profunda.

2.-ESTRATEGIA, para analizar y elegir el mejor golpe posible, de acuerdo con tu juego; verbaliza, ¿cuál sería el mejor golpe aquí? 

3.-VISUALIZACIÓN, para  llevar la imagen a tu mente del lugar donde está el objetivo y de la manera en que la bola llegará allí.

4.-SENSACIÓN, para acceder a tu memoria de swings y lograr una respuesta automática de tus músculos;  justo antes de ponerte a la bola, haz una respiración profunda.

5.-COLOCACIÓN, para alinearte correctamente; selecciona un punto delante de la bola en línea con el objetivo, apunta ahí la cara del palo y coloca tu cuerpo paralelo a la línea.

6.-DESENCADENANTE, tu gatillo para sentirte listo para golpear la bola, evitar pensamientos negativos y lanzar el swing; por ejemplo el waggle o mantener la mirada en un hoyuelo de la bola.

7.-EL GOLPEcon tu mente tranquila y consciente, con tu tempo y tu velocidad de swing habitual para evitar poner el foco en aspectos mecánicos.

RUTINA POST-GOLPE

En realidad la rutina post-golpe consta de dos pasos muy sencillos de entender pero bastante más complicados de llevar a la práctica.

1.- ACEPTACIÓN, que consiste en aceptar el resultado de tu golpe, controlar las emociones y seguir centrado; si dejas que los golpes malos te afecten negativamente, vas a tener un mal rendimiento en tu juego.

2.- DESCONEXIÓN, es decir, una vez que hayas dado el golpe, debes volver rápidamente a una situación “neutra” y “desconectar” tan pronto como sea posible. Después de dar un golpe debes desconectar tu “cerebro de golf” y focalizarte en aquellas cosas que te ayudan a permanecer tranquilo y confiado

Hasta aquí es fácil de entender, pero ¿cómo hago para “aceptar y desconectar”? Esto ya es más complicado, pero aquí van algunas técnicas que puedes aprender a utilizar.

TÉCNICAS PARA ACEPTAR Y DESCONECTAR

  • Gestionar “el 90%”

El 90% del tiempo que pasas en un recorrido de golf lo haces entre golpe y golpe; cómo manejamos nuestro lado mental y emocional durante ese “90%” tiene un enorme efecto en los resultados; perdemos más golpes en este 90% del tiempo que en la propia ejecución de los golpes.

¿Dónde están tus pensamientos entre golpe y golpe?

El buen rendimiento en el campo de golf se da con un estado de agitación moderada, no estás completamente tranquilo, pero tienes solo un ligero nivel de nerviosismo o excitación.

La clave en el golf competitivo es mantener ese nivel bajo de excitación y para lograrlo la fase “entre golpes” es clave pero tus pensamientos y reacciones tras un mal golpe provocan una respuesta emocional, que afecta a tu humor y tu estado de ánimo y, finalmente, a tu estado físico: una frecuencia cardiaca más alta, tensión en los músculos y una menor capacidad para pensar con claridad.

Los mejores golfistas son capaces de desconectar el “cerebro-golf” y de permanecer relajados y libres de ansiedad.

  • Técnicas “entre golpes” para aceptar y desconectar

El mejor sitio para estar entre golpes, es “EL PRESENTE”. Cuando estás en el pasado o en el futuro, normalmente piensas en cosas que van a causarte estrés. El presente es un lugar no-emocional y tranquilo. Cuando observes que tu foco se desvía al pasado o al futuro, recuerda la importancia de permanecer en el presente, utilizando algunas de las siguientes técnicas:

1.- Concéntrate en tí y en lo que te rodea

“Estás aquí para una breve visita. No te apures, no te preocupes. Y asegúrate de oler las flores a lo largo del recorrido.”- Walter Hagan

2.- Concéntrate en tu respiración

“Cuando aprendí a respirar, aprendí a ganar” – Tom Watson

3.- Participa con tus compañeros de partido

Cuando estás hablando con alguien es difícil no estar en el momento presente.

4.- Usa su imaginación

Después de que Jordan Spieth ganara en Augusta, su entrenador Cameron McCormick habló sobre el uso de un “album virtual de imágenes” de los mejores golpes de Jordan, que él podría recordar durante el juego. Imaginar golpes pasados exitosos es más fácil que imaginar golpes nuevos.

5.- Véte a un lugar tranquilo

Visualiza una preferencia personal; si te imaginas caminando por una playa, lo más probable es que baje tu ritmo cardíaco y te sientas más relajado.

En el video tienes una explicación más detallada de estas técnicas para aceptar y desconectar.

 

 

Rutina pre-golpe 7: GOLPE


245Llegamos con David Mackenzie al último paso de la rutina pre-golpe que no es otro que ejecutar el propio golpe.

Apaga tu mente. Siente tu swing de golf sin realmente pensar en él. Es casi como si no pensaras nada en absoluto. Quizá tengas un pequeño pensamiento, pero todo lo demás se convierte en automático“- Graeme McDowell

Durante el desarrollo del golpe es MUY importante que tu mente consciente esté tranquila. Mientras realizas tu swing no debes estar dándote a tí mismo instrucción técnica alguna o teniendo ningún diálogo interno.

Cuando estamos jugando mal o cuando sentimos presión en el campo de golf nuestra tendencia natural es apretar más -darle más fuerte-, y hacer el swing más rápido; esto hace que el cuerpo y la mente dejen de estar sincronizados.

Una de las primeras cosas que se verán afectados es el TEMPO y otra la VELOCIDAD del swing. El tempo es la relación entre el tiempo de subida del palo y el tiempo de bajada. En cambio, la velocidad es lo rápido que es tu swing; la velocidad de swing de los amateurs es, por lo general, más lenta que la de los jugadores profesionales.

El tempo recomendado es siempre 3, tres veces más de tiempo en subir que en bajar, pero esta misma relación se puede dar con velocidades de swing más rápidas o más lentas; en los relojes actuales puedes analizar ambas características de tu swing.

Muchos golfistas me preguntan, dice David, acerca de los pensamientos del swing y cuáles de ellos son los mejores. “El único pensamiento del swing que yo recomendaría es el que se relaciona con el tempo”.

David sugiere una buena manera de mantener tu tempo y desplazar a otros pensamientos del swing que es contar durante tu swing.

En tu backswing cuenta en tu cabeza despacio “UNO” hasta llegar a la parte superior del swing, y luego cuenta “DOS” durante la bajada. O bien, comienza con “UNO” al iniciar la subida, “DOS” en el tope del backswing y “TRES” al pasar a través de la bola.

Si haces esto en tu swing de práctica, y luego con el golpe real, estarás más cerca de encontrar en tu memoria de swing la velocidad y el tempo adecuados. Esto ayuda a mantener lejos cualquier foco en aspectos mecánicos y a mantener el swing fluido y continuo.

Os tengo que confesar que a mi no me funciona muy bien esto de contar; prefiero concentrarme en iniciar despacio la subida y esperar a que mi hombro izquierdo llegue a su sitio como señal de que estoy en el tope del backswing pero también es verdad que pierdo la fluidez de mi swing muy a menudo.

Revisa las recomendaciones en el video y si te parece tómate un tiempo para repasar los 7 pasos de la rutina pre-golpe; y procura encontrar tu propia rutina; te será muy útil.

Rutina pre-golpe 6: DESENCADENANTE


839

Este sexto paso de la Rutina pre-golpe según David Mackenzie me parece relativamente fácil también, como el anterior paso de la Colocación; se refiere al DESENCADENANTE del swing, el “gatillo” o “trigger”.

Un desencadenante del swing o gatillo es el que lanza ya tu swing para golpear la bola. Es algo propio, tuyo, que te dice que estás LISTO para golpear la bola y que te asegura de que no te vengan pensamientos negativos en el último momento.

Gestionar bien ese brevísimo tiempo, justo antes de iniciar el swing, es crucial para poder pegarle a la bola lo mejor que tu sabes. Se trata de no echar a perder el trabajo que has hecho en tu rutina pre-golpe hasta este momento con la activación, la estrategia, la visualización, la sensación y la colocación. Ahora tienes que mantener ese impulso positivo hasta acabar el golpe. No puedes empezar a tener dudas o pensamientos técnicos estando ya sobre la bola.

No existe un desencadenante correcto frente a otro que no lo sea porque somos diferentes en la forma en que respondemos a los estímulos; algunos de nosotros respondemos mejor a un estímulo kinestésico (movimiento) otros somos más visuales, otros más verbales y algunos más auditivos. Podemos dividir los desencadenantes en esas cuatro categorías, aunque a mí no me molan los desencadenantes auditivos; de hecho me concentro mejor cuando estoy a la bola si el resto de jugadores está callado.

En el video podrás apreciar mejor algunos de los factores desencadenantes utilizados por los mejores jugadores del mundo. Sólo son algunas ideas que puedes probar y ver lo que funciona mejor para ti.

Desencadenantes físicos o kinestésicos (movimiento)

Creo que el más popular es el WAGGLE, ese leve movimiento atrás y adelante de la cabeza del palo. Ese leve movimiento te puede ayudar a ajustar el tempo de tu swing y, sobre todo, puede darte un inicio de swing dinámico en lugar de comenzar desde una posición estática. Si te fijas, la mayoría de los jugadores profesionales utilizan el waggle antes de iniciar su back-swing. La razón es que con ese movimiento se están diciendo a sí mismos que están en modo LISTO.

Si utilizas el waggle, intenta hacer siempre el mismo número de waggles.  Así, la sensación es la misma en cada golpe, no importa cuál sea la situación.

El waggle no es el único desencadenante físico que puedes utilizar; los hay a montones. En el video puedes ver algunos que utilizan grandes jugadores.

Desencadenantes verbales

Puede que quieras iniciar tu back-swing con un desencadenante verbal. Esto significa que te dices algo a tí mismo que te da sensación de confianza y relajación. Puede ser una palabra o frase muy corta, como “S-U-A-V-E”, “vamos”, “venga”, “confianza”, “sólido” o cualquier otra con tal de que al decírtelo te de confianza. En el video cuento el caso de un jugador que utiliza “tengo el 13” porque tiene su buena razón para hacerlo.

También puedes probar contando, por ejemplo, “1-2-3” y comenzar el backswing en “3”.

Desencadenantes visuales

En este caso tratas de relajarte con tu mirada. Una idea es leer el nombre de la marca de tu bola de golf. Si estás jugando una Titleist, podrías deletrear las letras y comenzar el backswing en una específica, por ejemplo, T-I-T-L e ir en “L”.

Otra idea que a mi me ha gustado mucho y que estoy utilizando es focalizar tu mirada no en la BOLA, en toda la bola, sino en un HOYUELO concreto de la bola.

Desencadenantes auditivos

También puedes decirte algo en voz alta que te pueda servir, o golpear el palo contra el suelo por ejemplo antes de iniciar el backswing. Si utilizas algún desencadenante auditivo coméntamelo…

Dale una oportunidad a alguno de los desencadenantes mencionados  y encuentra lo que funciona para tí.

“Quiet Eye” / Ojos Tranquilos antes y durante el swing

El término “Quiet Eye”, nos comenta David,  fue acuñado por la profesora Joan Vickers, una especialista en el estudio de los movimientos del cuerpo. En un estudio, ella vió que los golfistas de élite tienen un patrón común en la fijación de sus ojos durante un golpe. Su “linea de exploración” visual durante los pocos segundos antes del golpe se mueve directamente entre la bola y el objetivo y nada más. Lo último que hacen es mantener su mirada en la parte posterior de la bola durante 2-3 segundos.

Los jugador medios somos más erráticos en la mirada y no la mantenemos en la bola tanto tiempo antes de llevar el palo atrás. La próxima vez que vayas a dar un golpe, asegúrate de que tu mirada está muy centrada y cuando estés a la bola, escoge un único hoyuelo para mirar.

Sería algo así:

1.- Primera mirada: – Bola y Objetivo

2.- Segunda mirada: – Bola y Objetivo

3.- Si quieres, Tercera mirada: – Bola y Objetivo

4.- Mirada: Bola durante 2-3 segundos

5.- BackSwing focalizando tu mirada en un solo hoyuelo.

Mira el video

 

Rutina pre-golpe 5: COLOCACIÓN


662Ya estamos en el quinto paso de la Rutina pre-golpe con David Mackenzie. Lo cierto es que después de los dos anteriores tan importantes como complicados, al menos para mí, este quinto paso se me antoja facilito. Y es que en este punto de tu rutina (cuando te vas a colocar a la bola), recurrimos al lado izquierdo del coco, el pensamiento “consciente” que es el que nos guiará para conseguir estar alineado y colocado a la bola correctamente.

Cómo alinearse correctamente

Como es lógico, no vale ponerse a la bola de cualquier manera y tampoco vale buscar en la colocación y la alineación la compensación a otras problemas que podamos tener con el swing o el vuelo de la bola.

Es muy importante que practiques la alineación. David te sugiere utilizar la misma técnica de alineación que Justin Rose.

  1. Cierra el ojo no dominante; saber cuál es tu ojo dominante es muy fácil; puedes verlo en este artículo del blog
  2. Selecciona un punto delante de la bola, entre 40 cm y 2 metros por ejemplo, una mancha, una hierba, algo situado entre la bola y el objetivo inicial (el objetivo inicial es donde has decidido apuntar; si vas a tirar la bola recta al objetivo inicial sería esa línea recta bola-objetivo, pero será una línea distinta  si vas a tirar con fade o con draw).
  3. Colócate a la bola y alinea la cara del palo con ese punto, apuntando allí.
  4. Asegúrate ahora de que la posición de la bola coincide con la trayectoria que has visualizado.
  5. Alinea tu cuerpo paralelo a la izquierda (o a la derecha si eres zurdo) de esa linea entre la bola y la mancha

Recuerda esto: si una vez colocado se te cuela cualquier tipo de pensamiento negativo, empieza tu rutina de nuevo

Visualizar de nuevo (cerebro derecho activo, cerebro izquierdo tranquilo)

Ahora que estás sobre la bola, sigue recordando la imagen del golpe y manténla en tu ojo de la mente, incluso cuando estés mirando a la bola. Acostumbrate a estar muy conectado con el objetivo en este momento. Es importante que a partir de ahora mantengas el lado izquierdo de tu cerebro tranquilo y que utilices sólo el lado derecho (el lado creativo)

Queremos estar “mirando y reaccionando” al objetivo, sin pensamiento técnico alguno sobre el swing . Te vendrá bien echar uno o dos miradas al objetivo antes de empezar con tu swing.

Vistazo al video

 

Rutina Pre-golpe 4: SENSACIÓN


101¿Qué tal os ha ido con el tercer paso de la Rutina pre-golpe de David Mackenzie?

A mi me parece complicado pero debo reconocer que me ha funcionado más de una vez este verano; miraba a la calle, imaginaba donde iba a botar la bola,  procuraba imaginar el vuelo que la llevaría hasta allí y, ¡sorpresa!, funcionaba.

La mala noticia es que salía bien en algunas ocasiones, pero bueno, hay que intentarlo una y otra vez; en todo caso me alegro de haberme metido en esto del Mental Game porque me resulta útil; al menos ahora me cabreo mucho menos.

Hoy toca hablar del cuarto paso de la rutina, el feeling, la SENSACIÓN; y debo decir que si la práctica de la visualización me ha costado un montón, esta de la sensación va a ser el copón.

¿De qué va esto? Pues mira, en este momento de tu rutina debes tratar de acceder a la “memoria de swings” que tienes en tu coco -créeme que si tienes una memoria física-. De ese conjunto de sensaciones físicas de los swings, debes procurar traer la sensación de ese que vas a necesitar para dar el golpe que has visualizado.

Durante el acceso a tu “memoria” de swings estas activando el lado creativo, estás trayendo ese golpe concreto a tu mente subconsciente, para que pueda recordarlo a los pocos segundos.

Una cosa importante.  David lo llama “memoria” de swings y no “swing de práctica” porque, en realidad, no se trata de que practiques en el campo. Muchos jugadores amateurs utilizamos este momento para ejercitar el swing y no deberíamos hacerlo; la clave es seguir “conectados” con el golpe que vas a dar.

Ahora, debes lograr una respuesta automática de tus músculos; puedes hacer uno, dos o tres swings de práctica pero recuerda que son para traer a tu mente la sensación del golpe que estás a punto de dar.

Un consejo es ir un poco más allá de hacer los swings de “recuerdo”; podrías imaginar cómo sale la bola de la cara del palo y cómo vuela al objetivo. Trata de verlo -y de oirlo- en tu mente y mantén esa imagen, incluso cuando estás frente a la bola para golpearla. Eso te ayudará a estar más conectado con el golpe -en lugar de pensar en la mecánica de tu swing o donde no quieres que vaya la bola.

 

Recuerda esto:  visualización + sensación = relajación + confianza.

Vale, estoy de acuerdo: esto no es fácil, más bien es muy difícil, las cosas se mejoran haciendo, también tu sensación con los golpes. Requiere práctica conciente, y eso no es dar bolas, sin más; práctica consciente sería, David dixit, tratar de ser consciente de la sensación de los golpes que practicas; así, cuando seas más mayor, podrás sentir cada tipo de golpe y conseguirás que penetre en la parte del cerebro que controla las cosas que haces sin pensar, como atarte los cordones o andar en bici.

Con el tiempo sabrás por instinto la sensación de tu golpe de 140 metros frente a la de 150 metros con el mismo palo.  ¿Aprietas más?, ¿cambias el ritmo de tu swing?, ¿la longitud del swing?, ¿ambas cosas? Así irás consiguiendo  la percepción de forma instintiva.

Un consejo final, la respiración, muy infra-utilizada entre nosotros, los golfistas amateurs. Respirar adecuadamente y centrarse en ello es una buena manera de estar en el presente y mantener la calma. Así pues, justo antes de ponerte a la bola, haz una respiración profunda, para quitarte cualquier tensión y limpiar tu mente.

¡Mira el video!

Rutina Pre-golpe 3: VISUALIZACIÓN


c129cbb3a8a92c497fece7aa323a1e07

Estamos en el tercer paso de la Rutina Pre-golpe, la Visualización.  David Mackenzie cuenta una de las lecciones que aprendió en los links de St Andrews: “allí el viento y las ondulaciones del campo pueden hacer que la bola cambie de dirección constantemente a lo largo de su trayectoria; lo que descubrí fue que cuanto más intensamente imaginaba la trayectoria de la bola al objetivo mayor era la probabilidad de que la siguiera realmente; cuando investigué esto, me encontré con cientos de casos que demuestran lo poderosa que es la visualización en el deporte”.

“Nunca di un golpe, ni siquiera de práctica, sin tener fijada una imagen muy nítida del mismo en mi cabeza” (Jack Nicklaus)

Los mejores atletas del mundo utilizan la práctica de la visualización antes de la acción por una muy buena razón – ¡porque funciona!  La razón está en que tu mente subconsciente, que es la que controla tu movimiento sólo responde “a imágenes“.

¿Dónde está mi objetivo?

Una idea muy simple pero muy potente. La mayoría de nosotros golpea la bola sin identificar realmente un objetivo claro. Estamos tan pendientes del swing y de otras distracciones mentales que nos olvidamos de lo más importante: tenemos que golpear la bola ¡a un objetivo!

La mayoría de golfistas somos como “Michel De Montaigne” que decía que su vida estaba llena de desgracias que en su gran mayoría nunca sucedieron; tenemos el hábito de ver todo lo que podría resultar mal en lugar de ver un golpe bien ejecutado a un destino cuidadosamente elegido.

Fíjate en la parte del video del elefante azul porque es lo que explica por qué el 95% de las veces que imaginas un mal tiro antes de golpear la bola, el resultado suele ser justamente ese mal golpe que estabas imaginando (o cuando menos un tiro muy pobre). Te viene una imagen de la bola yendo out a la derecha, que es  donde no quieres ir, ¡Y VAS JUSTO ALLÍ!

El problema es que el subconsciente se activa con imágenes pero no sabe la diferencia entre una imagen negativa y una positiva; para él todas son iguales. Así que poniendo imagenes negativas en tu mente le estás diciendo a tu subconsciente (que es quien controla tu movimiento) que haga lo que no quieres que ocurra.

Pon atención en el video al estudio del Centro de Entrenamiento de Colorado y verás por qué “la visualización es la cosa más poderosa que tenemos.” (Nick Faldo)

La próxima vez que estés frente al lago del 13 no imagines la bola yendo al agua porque… te pasará como en el 12 que imaginaste que ibas al barranco.

La ciencia de la visualización

David cuenta que “un estudio hecho por el psicólogo deportivo, Richard Suinn, con esquiadores monitorizados por una máquina de EMG (una máquina que detecta la actividad muscular), mientras se imaginaban esquiando por una pendiente, mostró que a pesar de que los esquiadores no se movían, activaron los mismos músculos que habrían utilizado en una bajada esquiando.”

El cerebro es el que inicia el movimiento. Cuando visualizas una acción física, en realidad estás estimulando los mismos músculos que utilizarías para realizar la acción real. Los científicos deportivos llaman a esto “Equivalencia Funcional “. Así que con sólo pensar en una acción física, estás haciendo que esos músculos que necesitas estén listos para la acción.

En el golf, si no tienes una imagen clara del golpe que estás a punto de dar, estás perdiendo una valiosa oportunidad para preparar a tu cerebro a activar los músculos exactos que necesitas para ejecutarlo.

2 formas de visualizar un golpe

Para visualizar un golpe, necesitas pintar un cuadro en tu mente de la trayectoria que seguirá la bola hasta alcanzar el objetivo. Es un fade o un draw? ¿Bajo o alto? ¿Cómo va a botar cuando caiga? Que la imagen sea lo más clara que puedas. Si has visto la tecnología Shot Tracker que utilizan en la cobertura televisiva de la PGA TOUR para mostrar el vuelo de la bola, eso es lo buscas. Este tipo de visualización se denomina “Visualización de Resultado”

La otra manera de visualizar es verte a tí mismo golpeando la bola (incluido el vuelo de la bola). En este caso echas un vistazo al swing que necesitas hacer, lo que te ayudará a repetir ese movimiento. Este tipo de visualización se llama “Visualización de Proceso”.

El golf es un juego difícil porque no se está mirando al objetivo cuando se golpea la bola. Cuando se lanza un tiro en baloncesto tienes la información de donde está el objetivo en relación a tí mientras realizas la acción. Tu atención se centra en el objetivo mientras lanzas el balón, no en tu cuerpo; esto que hace que sea mucho más fácil. En el golf, la visualización es muy importante, ya que imprime la imagen en tu mente tanto del lugar donde está el objetivo como de la manera en que la bola va a llegar allí, así que es lo más cercano posible a estar de “cara al objetivo” mientras haces el swing.

Tiger Woods solía decir que el puede ver todavía el objetivo en su “Ojo de la Mente” cuando está mirando la bola. Nick Price decía que sentía como si tuviera una cámara mirando hacia el objetivo en su oreja izquierda mientras miraba la bola.

Pon el foco en el objetivo y en el tipo de golpe (la intención), y deja que tu swing sea una reacción a esto y verás resultados mucho mejores.

 

 

 

 

Rutina Pre-golpe 2: ESTRATEGIA


58193509f829c8f105e210b4c08cf22eSeguimos con la Rutina Pre-golpe con  David Mackenzie; en una entrada anterior vimos el primer paso, la Activación; el segundo es la Estrategia del Recorrido.

En este paso se trata de conocer tu juego, apoyarte en tus fortalezas y tomar buenas decisiones basadas en las condiciones del entorno y lo que hay frente a tí.

Las claves serían:

Conoce tus distancias

Ten en cuenta que dar el golpe a la distancia correcta es tan importante como lo derecho que tiras. Es así, es lo mismo quedarte 10 metros largo o corto de bandera que quedarte 10 metros a la izquierda o a la derecha. Así pues, te conviene tener una idea clara de la media de las distancias que haces con cada palo.

Conoce tu estilo de juego

Presta mucha atención a tu estilo de juego. Cuando estás en el campo en una competición, no es momento de probar cosas nuevas. Si tu golpe habitual es un Fade no es momento de intentar un Draw. Te puede pasar como a mi ayer en el 11 de Basozabal, tenía los arbolitos de la derecha de calle en la línea de bandera y opté por un golpe con mucho slice; como soy más de draw la bola acabó en rojas. La mayoría de los buenos jugadores se aferran a su estilo y otros no espabilamos…

Analiza el golpe y elige el destino correcto

Ya sabes que en la fase de análisis de la rutina evalúas y eliges el mejor golpe posible teniendo en cuenta las condiciones y el golpe que tienes delante. Las preguntas que hay que hacerse son estas:

¿Donde penaliza menos el fallo?, ¿cómo afectará este reposo de bola al golpe?, ¿cómo afectará la fuerza del viento y su dirección?, ¿y la temperatura o la altitud?, ¿cuál es la distancia a la bandera?, ¿como de duro o blando está el green o la calle?, ¿cómo de arriesgado es este golpe?, ¿me siento de confianza para llevarlo a cabo?

Si es un golpe de tee, ¿cuál es el mejor lado de la calle para afrontar mejor el siguiente golpe?,  Si mi distancia favorita es golpe entero a 100 metros a bandera, ¿para qué dejarla más cerca y dejar un golpe más difícil a 3/4 de swing?

Opta por Buenos Fallos (Good misses)

“Este es un juego de fallos; ganará el que mejor falle” (Ben Hogan).  El hecho es que fallamos nuestro objetivo muy  menudo. Por lo tanto pensar en cuál es el buen fallo  no es un pensamiento negativo sino un pensamiento inteligente. Donde esta el “error bueno” es parte de la fase de análisis de la rutina pre-golpe. Te pasa a menudo, piensas que de haber quedado a la misma distancia del hoyo pero al otro lado del green hubiera sido mucho mejor.

Por eso tienes que adoptar una estrategia “agresiva / conservadora”. ¿? ¿Agresiva y conservadora a la vez? Así es, agresivo en el swing y conservador en el objetivo.

Fíjate en el reposo de la bola

Al golpear del tee tienes el mejor reposo de bola y si has practicado bien sabrás la distancia media que alcanzas con cada palo desde un tee; pero también deberías saber la distancia que haces desde calle, desde el semirough y del rough porque no es la misma. También es importante alrededor del green; una bola en reposo liso sale más rápido y para antes que si hay más hierba tras la bola.

Verbaliza el golpe en tu cabeza

Buenas preguntas te llevan a buenas respuestas. Hazte la pregunta: “¿cuál sería un buen golpe aquí?” y díselo a tu cabeza; verbalizarlo hará que lo sientas más realizable y a comprometerte más con el golpe.

Ya solo te queda repasar todo esto viendo el video.

Rutina Pre-golpe 1: ACTIVACIÓN


cd7e6e1f376f1adb4bbe35095e3bd816

Ojalá os haya sido útil la reflexión de David Mackenzie sobre los lados del cerebro: el izquierdo donde se realiza el pensamiento analítico y lógico (distancia, viento, palo a jugar…) y el derecho de la sensación y la visualización. 

Entramos ahora en la rutina del golpe; en la rutina pre-golpe tenemos 7 pasos: Activación, Estrategia del Recorrido, Visualización, Sensación, Compromiso, Alineación (preparación) y Confianza. En la rutina post-golpe 2 pasos: Aceptación y Desconexión. 

En esta entrada hablaremos de la Activación pero antes unas palabras acerca del para qué sirve la rutina. 

¿Cual es el objetivo de la rutina pre-golpe?

  • Activar tu foco y estar preparado para el golpe lo mejor que puedes.
  • Asegurarte de que estás emocionalmente equilibrado (ni ansioso ni nervioso)
  • Asegurarte de que estás pensando con claridad y confianza. La rutina pre-golpe te da una forma de pensar, para poder mantener la calma, sabiendo que si la sigues vas a hacer todo lo que puedes hacer para dar un buen golpe.
  • Asegurarte de que estás centrado y comprometido con el golpe sin distracciones negativas, de manera que puedas hacer el swing libremente.
  • Asegurarte de que estás en el presente, sin pensar en el pasado ni en el futuro.
  • Finalmente, hacer que sientas lo mismo en cada golpe, sea éste para ganar el torneo de la Liga Senior del Club o para ganar la caña entre amigos.

Activación

Una cosa importante sería que tu “cerebro del golf” sólo tiene que estar comprometido durante el tiempo que transcurre entre el momento que vas hacia tu bola y poco después de que hayas terminado el golpe. El resto del tiempo tienes que estar relajado y permanecer “en el presente”, no en el pasado (lo mal que le diste, el putt que fallaste, si le dieras tan bien como en el hoyo 7…) ni en el futuro (tengo que hacer un birdie, voy para 15 más, no pasaré el corte, si juego bien los hoyos que quedan puedo ganar…)

La idea es que cuanto más relajado vayas mejor será tu concentración; tienes que saber cuándo debes relajarte y cuando debes concentrarte. Cada golpe debe tener un principio y un final. Cuando comienza, se activa tu “cerebro de golf”, y cuando se acaba, se desconecta tu cerebro de golf.

Un truco es utilizar una “señal” para entrar en el estado de focalización en el golpe al comienzo de tu rutina. La señal te recuerda lo que hay que hacer y tiene que ser algo que no haces normalmente en tus recorridos.

Ejemplos de señal de “activar”

  • Una respiración profunda
  • Una indicación verbal como “¡vamos!”
  • Un sonido como al rasgar el velcro de tu guante

El video te puede servir de repaso.

Mental Game: la Rutina del Golpe


cc75b399b475e7b9eef2712b739f35bdOs recuerdo que en las entradas sobre “Los fundamentos 2” hablamos de dónde poner el foco cuando jugamos al golf; una de las claves está en optar por el proceso frente al resultado; otra clave importante es mantener nuestro pensamiento en el presente. 

La idea es que el objetivo para el recorrido sea mantener tu rutina. ¿Pero qué rutina?

Hoy volvemos al Mental Game con David Mackenzie para iniciar una serie sobre La Rutina del Golpe; he escrito “del” golpe y no “pre”-golpe porque la rutina continúa hasta que “desconectas” completamente después de jugar la bola.

Su propuesta es una rutina de 7 pasos que iremos comentando más adelante, pero os comentaré la idea de David sobre el papel que juega nuestro cerebro, mejor dicho, los lados izquierdo y derecho del cerebro en el juego y la rutina del golf. El lado izquierdo es donde se realiza el pensamiento analítico y lógico: ¿qué distancia tengo?, ¿cómo afecta el reposo de la bola?, ¿cómo afecta el viento?, ¿qué palo juego? El lado derecho es el de la sensación y la visualización. Esto es importante porque cada golpe tiene una fase de pensamiento y una fase de ejecución.

La idea es que en cada fase se utiliza un lado del cerebro; sólo hay un sitio donde puedes unir las funciones del lado izquierdo y las del lado derecho: ¡el campo de prácticas!; allí puedes trabajar sobre un aspecto de tu swing para modificarlo y lograr que sea parte de tu memoria muscular, para eso tienes que ser consciente de ese movimiento en particular; pero hacerlo en el campo no es aconsejable.

En el campo, el recurso a tu mente consciente es para seleccionar el golpe y conseguir la preparación adecuada para el golpe que vas a dar pero el propio swing se deja a la mente subconsciente. Una vez que has pasado la fase de análisis propia de la rutina “pre-shot” (con la mente consciente), el proceso se pone en manos del lado derecho; si utilizas tu mente consciente en la ejecución del swing, y esto ocurre precisamente cuando tratas de controlarlo, provocarás una interferencia en el libre fluir del swing.

Piensa en algo que haces donde el subconsciente y el consciente tienen roles claramente definidos, como al conducir tu coche; tu mente consciente se centra en el tráfico, la ruta o en los radares, mientras que es tu mente subconsciente la que está controlando el vehículo; a tu lado izquierdo no se le ocurre sugerir al derecho cuántos centímetros debe apretar el freno o el acelerador a cada momento, ni los grados que debe girar el volante en la curva; no piensas eso; simplemente lo sientes, tienes la confianza en esa sensación que te da la experiencia pasada.

En el golf necesitas “ceder el control para obtener el control”; con la práctica conseguirás calmar tu cerebro izquierdo en los momentos antes y durante el swing; llegar a esto requiere práctica pero es muy factible.

Ahora bien, el subconsciente no sabe lo que debe hacer de forma automática; para golpear la bola necesita que se le enseñe con la visualización y la sensación; esto se hace con una práctica efectiva y ejercicios que veremos más adelante.

Si te parece, echa un vistazo al video para repasar estas ideas de nuevo y prepararte para entrar más a fondo en los pasos de una buena rutina del golpe que, en versión Mackenzie, son éstos:

Pre-golpe: Activación,  Estrategia de recorrido, Visualización, Sensación, Alineación, Desencadenante y Golpe

Post-golpe: Aceptación, Desconexión

 

 

 

Mental Training: los fundamentos 2


img_3587Nuestra forma de pensar afecta de una forma determinante a nuestro juego, así que espero que David Mackenzie nos de una idea acerca de dónde poner el foco cuando jugamos nuestro partido de gol; los momentos son antes de iniciar el recorrido y, una vez iniciado, antes de cada golpe, en el golpe, después del golpe y entre golpes. Abordaremos todos ellos con David; de momento quédate con que hay que trabajar todos esos momentos.

Una de las claves está en esta lucha: PROCESO frente a RESULTADO. Hay que optar por el PROCESO, ahí es donde debemos centrar la atención. Digamos que el proceso significa mentalidad de recimiento, mientras que el resultado sugiere mentalidad fija, predeterminada.

Otra clave importante es que nuestro pensamiento puede estar en tres lugares diferentes, pasado, presente y futuro; es obvio que cuando jugamos al golf tenemos que estar en el presente pero es difícil lograrlo.  Cuando empiezas el recorrido jugando bien, enseguida te vas al futuro pensando en el buen resultado que lograrás esta vez. Cuando te vienes arriba y dices “esta vez voy a bajar mi handicap” te focalizas en algo incierto y al cerebro eso no le gusta; ¿que pasará si empiezas con un doble bogey?

El nuevo enfoque a adoptar es pensamiento de proceso. En vez elegir como objetivo para el recorrido una determinada puntuación, el objetivo será mantener tu rutina, no importa cuantos golpes vayas a dar…

Espero que te guste esta segunda lección sobre los  fundamentos del juego mental en el golf y que te ayude a mejorar tu manera de pensar en el golf.

Los fundamentos 2: