Blog de Golf

Técnicas y Consejos para Golfistas

Mike Bender: Driver Offset


Hay muchos jugadores que tienen tendencia a hacer slice con el Driver. ¿Deberían cambiar a un Driver Offset? Mike responde a la consulta de un seguidor suyo diciendo que hay algo de validez en optar por ese cambio en el equipo, pero la realidad es que el driver es el palo que te da la mayor desviación respecto de la línea al objetivo y, por eso, piensa que lo mejor es que trate de fijar su swing.

Comenta que el problema de los slicers normalmente reside en su colocación a la bola y en su backswing. Lo que realmente les pasa es que la cabeza del palo les llega cruzada a la bola desde el tope del backswing, así que deberían asegurarse primero de que el palo llega desde una posición de dentro-a-fuera y deberían trabajar en ello; entonces podrían usar cualquier driver y no tendrás por qué intentar conseguir un offset.  

“No creo que un driver offset va realmente a ayudarte a minimizar tu slice. Yo creo en la solución de golpear desde dentro y aquí tienes tres consejos.”

  1. Cuando coloques la bola en el tee, hazlo de manera que el nombre de la bola -o una raya que marques en la bola-, esté orientado hacia la derecha del objetivo; así cuando vayas a iniciar tu swing atrás, verás su nombre señalando a la derecha y eso te dará una referencia visual para subir la cabeza del palo en esa dirección hacia atrás.
  2. Otro consejo sencillo es coger dos tees, clavar uno en el suelo y el otro a su derecha y algo más adelante, como verás en el video. Se trata, entonces, de adoptar una colocación para subir el palo atrás y tratar de golpear ambos tees en el swing de bajada. La única forma de lograrlo es si el palo trabaja más de dentro-a-fuera.
  3. Otra cosa es que mientras estás esperando en el tee, hagas el ejercicio que sugiere, sólo con tu brazo izquierdo, un swing de dentro-a-fuera, y girando la muñeca hacia arriba tras pasar por la bola, como verás en el video. Si practicas esto entre golpes o mientras esperas a que algún otro salga del tee, al final de los 18 hoyos has podido hacer esto más de 100 veces y con ello estás entrenando esta trayectoria desde dentro y una buena suelta del palo, y esto es lo que realmente va a corregir tu slice. 

Echa un vistazo al video y espero que te sirvan los consejos si es tu caso.

Mike Bender: La tabla.


EVITAR LOS IMPACTOS DE CHIP CON LA PUNTA DEL PALO

El consejo de Mike para hoy: “Si eres de los que al chipear la bola la marca del impacto te queda cerca de la punta de la cara, o tienes tendencia a encogerte o a tener yips -tics-, una cosa que encontré que realmente puede ayudarte es simplemente usar una tabla“, como la que ves en el video” -aunque yo creo que es mucho trasto y tendrás que sustituirla por algo más portátil-.

“Lo que debes hacer es colocar la punta del palo -colocado en línea al objetivo- a sólo un centímetro del tablero, -con la bola en el centro de la cara- y subir atrás moviendo la punta de la cara del palo hacia dentro del tablero. 

En la bajada, trata de forzar que la punta vaya por esa línea rozando la tabla porque cuando golpeas con la punta suele ser porque estás sacando la cara hacia fuera o estás tirando demasiados de hombros, parecido a lo que haces en tu swing completo. Si puedes mover la punta hacia el tablero, entonces tus marcas de bola serán más centradas, incluso un pelín más hacia el talón, y ahora el palo va a resbalar y deslizarse a través de la hierba.

Así que al liberar el palo, si puedes mantener tu peso en tu lado izquierdo, podrás raspar el tablero golpeando en el centro, y vas a terminar el swing bien. Así que saca una tabla como esta y prueba porque creo que podrías obtener excelentes resultados con ella.”

Échale un vistazo al Video.

Técnica del Putt 31. Confianza. Fin de la serie. El proceso del Putt completo.


MI PROCESO DE PUTT

¿Cómo es tu proceso para tirar un Putt? Recuerda que es importante que tu proceso de patear esté completamente definido y claro por cuatro razones:

1.- Tu mente se sentirá cómoda al seguir los pasos en el mismo orden. 2.- Ejecutando tu proceso paso tras paso, evitarás la tendencia a ralentizarte o apresurarte cuando notes la presión. 3.- Centrarte en algo que tienes que controlar (tu proceso) te ayuda a mantenerte en el presente. 4.- Un proceso si está claramente definido, te permite pensar en acciones para mejorarlo.

Como recordarás, definimos un proceso de lectura de green de seis pasos en la entrada “Putt 26” y un proceso de ejecución del putt basada en los tres puntos en entrada “Putt 21”.

DEFINE TU PROCESO COMPLETO

Escribe las tres etapas de tu proceso con todo detalle. Estos son los pasos organizados que te permiten leer el greenestar confiado y comprometidohacer que tu golpe sea una reacción infantil al objetivo y mejorar a partir del resultado. Por supuesto, adapta tus pasos a tu personalidad y tendencias

El conjunto del proceso podría ser más o menos así:

Pre-Putt

1. Comienzo a hacer ciclos de respiraciones limpias y profundas cuando me acerco al green. Llego al green e identifico las líneas de caída en el hoyo y en la bola. Recito mi afirmación positiva: “Me gusta patear con ritmo, péndulo y 3 puntos” es la mía. 

2. Me agacho detrás del hoyo en el lado opuesto de la bola y escaneo horizontalmente (las dos monedas) para discernir la caída del último tramo del putt.

3. Camino hacia la bola, paro a mitad de camino y uso las sensaciones de mis pies para determinar si el putt es cuesta arriba o cuesta abajo y cuánta cuesta; los pies nunca mienten.

4. Termino el camino y me coloco detrás de la bola; visualizo la velocidad hacia el hoyo; me agacho y analizo la caida del putt hasta el hoyo haciendo escaneos horizontales de los ojos. Tomo nota de los tonos brillantes u oscuros en el green entre la bola y el hoyo (he visto la hierba desde tres posiciones así que el tono del grano que afecta al putt me queda claro). Si he detectado una caída, desplazo mi mirada lentamente por la pendiente y permito que mi subconsciente elija una línea de inicio y un punto de entrada en el hoyo, definiendo claramente mis tres puntos.

5. Uso mi señal para ir a la bola y decirle a mi cerebro que es hora de “tirar el putt”. Me mantengo claro y comprometido con la estrategia que he decidido.

6. Uso la imagen del rodar predicho de la bola para guiar mis swings de ensayo, sintiendo mi ritmo óptimo y la energía apropiada.

7. Alineo la cara del putter con la línea de inicio y me coloco a la bola, escaneo los tres puntos, me fijo en mi punto “Ojo en Calma” y …

El Putt

8. … la dejo rodar. Reacciono inconscientemente. Subo atrás y paso a través de mis ojos con una ligera conciencia de mi golpe y nada más.

Post-putt

9.  Y me digo “este putt me ha gustado” (buenos putts) o “¿una cosa que podía haber hecho mejor?” (malos putts) para que siga comprometido con mis fundamentos y mejore a partir de la experiencia.

Ese es mi método. Ahora voy apropiarme de él. Me mantengo en el presente y me comprometo a hacer que el proceso, no mis resultados, sea lo más importa.

Técnica del Putt 30. Confianza. Preparación


CONFIANZA SOSTENIBLE Y TRABAJO

Un objetivo principal con cualquier jugador es liberarse, confiar y dejarlo ir, pero una confianza que sea sostenible en el tiempo hay que ganársela. Para lograr una confianza sostenible en el tiempo lo primero es el trabajo. Estar y sentirse preparado permite que la confianza llegue de forma natural. La preparación efectiva requiere una perspectiva a largo plazo, porque lo que haces hoy no afecta el rendimiento de mañana, no se puede “almacenar” para el próximo torneo.

De hecho, el factor con el que más directamente se relaciona el rendimiento es estar bien descansado, lo que significa que la tarde antes de un torneo es mejor ir al cine y volver temprano que salir corriendo al putting-green para hacer algún “trabajo extra”.

UNA ANÉCDOTA

Después de una mañana completa de prácticar el juego corto con dos de mis clientes, jugamos nueve hoyos. Estaba jugando con buenos amigos una apuesta amistosa y sin absolutamente nada con lo que estresarme. Pero me dirigí a un putt corto para par en el primer hoyo, y podía sentir la energía nerviosa entrando en mi mente y en mi cuerpo. Es ridículo: comencé a jugar golf a los tres años, competí en el college durante cuatro años y como profesional durante otros cinco, me especialicé en el juego corto durante décadas y enseño a patear casi todos los días. ¿No debería haber estado tranquilo y confiado?

No, porque el conocimiento no genera confianza. Lo hace el trabajo que has realizado. La realidad era que mientras estaba ante ese putt corto no había tirado un putt en meses, ni había invertido ningún tiempo significativo en mi proceso de entrenamiento, por lo que no estaba física ni mentalmente listo.

No puedes apoyarte en lo que has hecho o en lo que sabes. Estar preparado es el producto acumulativo de hacer las cosas correctas de la manera correcta todos los días. El trabajo tiene que venir primero. LA CONFIANZA HAY QUE GANARLA.

Técnica del Putt 29. Confianza. Aceptación del riesgo (2)


LA POSICIÓN DE CALIDAD

En un green con pendiente, la zona desde la que puedes embocar el 50% de los putts no es un círculo alrededor del hoyo como cabría esperar, sino un largo óvalo sesgado hacia el lado bajo del hoyo, como se muestra en el gráfico. 

El área donde el porcentaje de putts embocados es del 50% o más se inclina hacia el lado bajo del hoyo. Es tan probable que metas un putt recto de 8 pies desde debajo del hoyo como uno de 4 pies desde el lado alto del green.

Nota: Estas imágenes son solo para fines ilustrativos y no reflejan datos de ninguna persona. Los porcentajes reales de acierto en los putts difieren mucho en función de la habilidad individual, las tendencias al golpear, la cuantía de la pendiente, la velocidad de los greens y la calidad de su superficie

Puedes ver en el video una explicación más detallada de la figura.

“Las estadísticas muestran que los jugadores hacen un porcentaje ligeramente menor de putts para birdie desde una distancia dada que cuando el mismo putt es para par, y he oído que más de unos pocos académicos sugieren que esto se debe a nuestra tendencia normal a practicar la “aversión (rechazo) a la pérdida”, pero no estoy completamente convencido del concepto. Sin los controles apropiados, se puede hacer que los datos sugieran casi cualquier cosa, y como dijo Mark Twain, “hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas”.

Además, es simplemente una cuestión de hecho que la mayoría de los putts para par son más fáciles de meter que los putts para birdie, aunque solo sea porque los putts para birdie siguen a golpes de aproximación más largos, que generalmente terminan en un patrón aleatorio alrededor del hoyo, mientras que los putts para par generalmente están precedidos por golpes cortos, que tienden a rodar por el green hacia la bandera y están influenciados por la pendiente por lo que terminan debajo del hoyo con más frecuencia. Creo que esta es la razón por la que Jack Nicklaus dijo que la clave para jugar en Pebble Beach, con sus duros greens con pendiente de atrás hacia adelante, era poder controlar tus golpes de aproximación para que terminaran en el frente de cada green y debajo del hoyo. ¡Valorar la “posición de calidad” pone las probabilidades a tu favor!

Técnica del Putt 28. Confianza. Aceptación del riesgo (1)


17 Seminole

Para llegar a un alto nivel de golf, tienes que valorar y aceptar voluntariamente los riesgos que implica más de lo que valoras “no fallar“. Llámalo “jugar con coraje”, “jugar como si no te importara” o simplemente “creer en tus habilidades”. En el deporte, como en la vida, la fortuna favorece a los valientes. 

Piénsalo: la satisfacción y recompensa por jugar a mejor nivel en comparación con simplemente “jugar como siempre” bien es muy desproporcionada en el golf; debes aceptar el riesgo de intentarlo y aceptar el fracaso como algo natural de tu intento de ser mejor jugador. 

Para tratar este tema con los jugadores jóvenes cuyos padres generalmente les dicen que “juega a lo seguro“, les hago la siguiente pregunta (delante de sus padres, si es posible). “¿Hay alguna vez que hayas querido tripatear?” La respuesta normal es una mirada burlona y un firme “no”, pero la pregunta tiene trampa. La verdad es que si no sufres un tripateo ocasional, entonces no estás jugando lo suficientemente agresivo como para hacer un solo putt a menudo, y se necesita más que un putt ocasional para diferenciarse del gran grupo. Hacer un putt debe ser algo que ocurra regularmente.

Para aquellos que todavía no lo entienden bien, respondan a esta pregunta: un jugador de la Real está jugando un derbi y termina el partido sin haber hecho una sola falta, ¿ha hecho una buena defensa? Obviamente, hacer faltas al otro equipo, de entrada no es bueno, pero desde la perspectiva de la lucha por la victoria, es una parte necesaria para ganar. Un jugador que juega un partido completo sin faltas no juega lo suficientemente agresivo como para maximizar su efecto en el resultado. Obviamente hay una zona más dulce para jugar sin agresividad, pero rara vez está ocupada por el tímido.

El jugador del PGA Tour, Brad Faxon, uno de los mejores putters de la era moderna, me dijo una vez que durante sus mejores recorridos de putt, se daba cuenta de que terminaría los 18 hoyos sin dejar dada ni una sola bola. Esencialmente, pateaba cada bola tan firme que si no entraba (lo cual le pasaba un montón de veces), pasaba el hoyo lo suficiente como para que tuviera que marcar su bola antes de terminar. Este comentario no tiene que ver con el ritmo óptimo para rodar la bola, sino más bien con un testimonio de la mentalidad de un gran pateador. 

Los pateadores de élite saben que hay que estar dispuesto a perder, -y saben que hay que sentirse bien cuando eso ocurra-, para poder ganar.

EL SEMÁFORO APLICADO AL PUTT

Sé audaz, no temerario. Ciertos putts merecen más precaución que otros. Te sugiero que clasifiques los putts como un semáforo: “verde” para tirarlo sin más (la mayoría de los putts), “amarillo” para precaución (por ejemplo, putts con caída y cuesta abajo) y “rojo” para simplemente acercar la bola al hoyo (ya sabes cuál es la situación cuando ves el putt). Un putt de luz roja y tu posterior decisión de ir a lo seguro es un reflejo de tu prudencia, no del miedo.

Dejando a un lado la prudencia, la forma más fácil de reducir el número de putts que te lleva completar un recorrido es tirar más putts de aproximación de zonas de luz verde que de zonas amarillas o rojas, incluso si eso implica apuntar los golpes de aproach lejos de la bandera. Yo llamo a eso “posición de calidad”, y también se aplica al putt. 

EL % DE PUTTS DE 6 PIES EMBOCADOS

Un estudio rápido de porcentajes de emboque de putts estándar te ayudará a ver la luz. Supongamos que metes un porcentaje promedio de putts de 6 pies (entre 1,5 y 2 metros) del 50% en el transcurso de un añoEso no quiere decir que tengas un 50% de posibilidades de meter un putt de 6 pies que vayas a tirar. Algunos putts son más fáciles que otros; por ejemplo, probablemente meterás más putts cuesta arriba de seis pies que los que sean cuesta abajo, o que tengan una caída más grande. 

La tabla que figura a continuación es una ilustración genérica para un jugador de golf a nivel de club, y muestra los porcentajes de putts embocados de 6 pies en un green moderadamente rápido y con una pendiente significativa.

Todos los putts no son iguales, ni siquiera los que se tiran desde la misma distancia. Cuanto mayor es la caída o la cuesta abajo, menor es la probabilidad de meter el putt. A partir de la ilustración, es fácil ver que los putts cuesta abajo y con caída requieren un juicio y habilidad más experto para intentar emparejar la línea y la velocidad, lo que reduce el porcentaje de putts embocados. Además, los putts cuesta abajo que ruedan lentamente a través de un green lleno de baches son mucho menos propensos a mantenerse en su línea.

Por esta razón, cuando te enfrentas a una ubicación del hoyo en pendiente, sería prudente valorar la “posición de calidad” cuando juegues un golpe de wedge, de búnker, putt largo o un aproach corto al green. 

En el video puedes verlo más claro

Técnica del Putt 27. Confianza. Actitud Resiliente


RESILIENCIA es la CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN frente a un AGENTE PERTURBADOR o un estado o situación adversos

“Una cosa que observo constantemente en el Tour -dice J.S.- es cómo la actitud de un jugador da forma a su realidad y predice el futuro. Puede que tenga a dos jugadores diferentes en el medio del paquete en la estadística de Golpes Ganados en el Putt (la misma realidad), pero un jugador afirma que “no ha metido un putt en todo el año” mientras que el otro se siente animado porque “mi golpe de putt es realmente bueno”. No hace falta ser un experto en cohetes para predecir cuál de estos dos jugadores mostrará resiliencia cuando ocurra la inevitable corbata, o quién es más probable que patee con confianza en el momento decisivo.”

“El entrenador del PGA Tour, Sean Foley y yo estábamos hablando de actitudes en un torneo reciente, y en un momento ofreció la siguiente enseñanza: “Dos jugadores van en coche hacia el campo, cada cual en el suyo. Hay más tráfico de lo esperado -ambos llegarán tarde- El jugador UNO se estresa, se cabrea, se impacienta y se ve agravado por cualquiera que se meta en su carril o cualquier nuevo parón adicional del tráfico. Está obsesionado con las consecuencias negativas de su mala suerte. En un momento, saca su puño por la ventanilla a una moto que pasa entre las filas de coches. Su actitud ha permitido que el entorno arruine su día y enturbie su juicio. Esto podría terminar mal.”

El jugador DOS entiende su situación pero elige focalizarse en una solución. Llama a su compañero de juego para avisarle que llegará tarde, acepta la situación como una oportunidad para hacer algo que tenía pendiente. Decide que es el momento ideal para llamar por teléfono a su madre. La conversación le hace sentirse bien, lo que hace que sea más fácil abordar los obstáculos que encontrará cuando finalmente llegue a su destino. Sin estrés, se siente listo para el desafío. “

Nuevamente, es una misma situación para ambos jugadores, pero la actitud crea una realidad diferente para cada uno. Afortunadamente, puedes elegir la actitud a adoptar en el coche, que va ser precursora de todo lo que sigue. Elige enfrentar obstáculos con una actitud positiva para cambiar tu realidad a mejor.


Técnica del Putt 26. Confianza. Rutina Post-putt


16 Prairie Dunes

Una estrategia clave para utilizar una mentalidad de crecimiento es tener una rutina post-golpe disciplinada y efectiva. Es una rutina completamente mental y no debe llevarte más de cinco segundos. El tiempo que sigue a la ejecución de una acción es cuando tu autoimagen es más maleable, lo cual puede ser una buena noticia o una mala noticia, dependiendo de tus hábitos mentales. Después de golpear un putt, los resultados cumplirán tus expectativas o no. La pregunta es, ¿cómo estás reaccionando a eso y qué debes hacer para mejorar a buen ritmo?

Después de un putt con el que te sientes genial, dále un poco de emoción con un gesto o simplemente sonríe. Mientras lo haces, tómate unos segundos para aceptar lo que has hecho bien. Por ejemplo, “ese putt ha tenido muy buen ritmo”, “tenía clara la caída”,  “buen toque, chaval” o “la he hecho rodar atento y convencido”. Eso sería una “imprensión” del putt. El objetivo final después de un gran putt es crear un estado emocional positivo para jugar.  Las “impresiones” positivas regulares mejorarán tu autoimagen, aumentarán tu confianza y pondrán un poco de arrogancia en tus pasos.

No subestimes tus éxitos. Recibir con los brazos abiertos los resultados positivos parece lógico y fácil, pero no es tan común a nivel de jugadores de club. Muchos jugadores de club tienden a “minusvalorar” sus buenos golpes, o incluso a burlarse de ellos: “Ya era hora de meter un putt”. “Ha sido pura suerte” o “¡Si hubiera pateado así en el torneo!”. Nunca te compadezcas de tí mismo, te burles de tí mismo o te desprecies a tí mismo. Cuando lo hagas bien, dáte el mérito.

Tras un putt con el que te sientes fatal, los cinco segundos que siguen a tu fallo son algunos de los más importantes que tendrás ese día, y pueden tener un profundo efecto en tu progreso como golfista. Tomando prestada la expresión del poeta Robert Frost, puedes elegir un camino que te lleve a la tristeza o uno que te lleve al crecimiento y a la realización, pero la elección correcta no es necesariamente intuitiva o fácil de discernir.

CAMINO A: EL MÁS TENTADOR

En este camino, eliges acoger tus malos resultados emocionalmente y revolcarte en la autocompasión, queja, dolor de barriga, agachando la cabeza, o usando el palo como una lanza. Cosas feas. Con esta mentalidad, los problemas parecen imposibles de resolver pues se repiten una y otra vez en tu mente.

Si esta reacción describe la tuya, tu futuro no es solo sombrío sino que no eres divertido para jugar contigo, incluso aunque parezcas un pro y tengas un swing a imitar. Este camino está lleno de peligros, ya que cada recorrido se torna una montaña rusa de emociones y nunca se sabe lo que hay a la vuelta de la esquina.

CAMINO B: EL MENOS TRANSITADO

En este camino, eliges mirar el resultado sin emociones usar la información del putt que has tirado para ayudarte a elegir acciones futuras de manera positiva. Tu primer paso es preguntar “¿Cuál sería la solución?”, o “Si tuviera que tirar ese putt de nuevo, ¿qué haría de manera diferente?”. Una vez que determines cuál es la corrección, dí de manera positiva: “Juega con más caida” , “Patea con ritmo”, “Mantén el punto de suspensión” o “Patea con un proceso más claro”, o lo que sea, y luego repite esa corrección en tu mente mientras visualizas el putt mejorado. Luego déjalo, el golpe ya está hecho. No lo tengas en mente en el siguiente putt, en el siguiente hoyo, o en la cena. Concéntrate en el primer paso del siguiente golpe de tu recorrido.

Cuando eliges este camino tus malos putts no te harán perder la confianza ni revisar de nuevo la mecánica de tu swing de putt. En lugar de eso, te comprometerás con tus creencias fundamentales y usarás cualquier energía negativa producida por el resultado, para fortalecer tu decisión en el próximo putt o swing. La determinación nacida de los errores es el mayor de todos los rasgos competitivos. Lo ves en la cara de los campeones de cualquier deporte en los momentos más importantes. Es la voluntad de ganar. Es otra marcha, pero es mental, no física.

LA EXPLICACIÓN DE SEVE

La gran actriz Katharine Hepburn dijo una vez que su secreto para el éxito era “nunca quejarse o explicarse”, y lo mismo puede decirse del comportamiento en el camino menos transitado. La mente de los campeones no le debe una explicación a nadie.

Recuerda J.S. la respuesta del gran Seve Ballesteros a un periodista cuando le pidió que contara cómo cuatripateó en un hoyo: “Pues mira: fallé, fallé, fallé, y metí”.

LA ANÉCDOTA DE DUFFY

Cuenta James que “una tarde de enero, hace unos años, me reuní con Duffy Waldorf para ayudarlo a prepararse para su próxima temporada. Se había tomado un tiempo libre, y para ser honesto, su actuación en las primeras horas de nuestra sesión fue bastante floja. A través del análisis, prueba y error, y las repeticiones necesarias, sus golpes mejoraron gradualmente hasta que al final del día embocaba en todos los hoyos. Después de la sesión, le dije: “Estoy orgulloso de ti por actuar como un verdadero profesional durante las primeras horas. No te has quejado ni gemido, no te has frustrado o puesto excusas. Has mantenido la cabeza en su sitio y aceptado la mala estrategia como un desafío, y creo que esa madurez fue la clave del día “.

Duffy respondió: “Bueno, en la mayor parte sí porque sé que los jugadores que se quejan nunca llegan al Tour, es una barrera de entrada“. Y luego, tras de una pequeña pausa, agregó: “Aunque supongo que uno o dos Scott Hoch entran de vez en cuando”. ¡Qué gracia me hizo, no podía parar de reir! Sin ofender al Sr. Hoch, que era un jugador famoso por sus “quejas y explicaciones”. En todo caso talento sí tenía, porque era un gran jugador en su mejor momento. Pero, por lo general, los jugadores que necesitan “quejarse y explicarse” no alcanzan grandes cumbres.

Técnica del Putt 25. Confianza. Mentalidad de Crecimiento


“Mentalidad: la nueva psicología del éxito” es el título del libro de la profesora y psicóloga Carol Dweck (Universidad de Stranford).

Carol sugiere que los sistemas de creencias de una persona respecto de sus propias habilidades y de su potencial inciden en su comportamiento y predicen su éxito. Más aún, dice que la mentalidad ideal crea motivación y productividad, y predice mucho mejor el éxito que el talento o la inteligencia.

“Y más importante para mí, -remarca J.S.-, como entrenador de jóvenes, es la idea de que un cambio en la mentalidad puede tener un profundo efecto en el futuro y en la carrera de una persona.”

Hay esencialmente DOS mentalidades: fija y de crecimiento. En una mentalidad fija, las personas creen que sus cualidades básicas, como su inteligencia y talento, son rasgos fijos. En una mentalidad de crecimiento, las personas creen que sus habilidades se pueden desarrollar a través de la dedicación y el trabajo duro: los cerebros y el talento son solo el punto de partida. Este punto de vista crea un gusto por el aprendizaje y la resiliencia que es esencial para el logro. Prácticamente todas las personas exitosas tienen estas cualidades.

Al leer detenidamente la tabla anterior, mírate críticamente. ¿Cómo piensas y reaccionas ante cada categoría? Respeto a la categoría HABILIDADES, ¿estás más cerca de la columna izquierda o de la derecha? ¿Y respecto a la categoría DESAFÍOS? ¿Cómo valoras el ESFUERZO y el FEEDBACK? ¿Cómo reaccionas ante los CONTRATIEMPOS?

JUGAR AL GOLF ES DIFÍCIL

Intelectualmente, debes aceptar que jugar al golf es difícil y que los obstáculos siempre están al acecho. Aceptálos como oportunidades para mejorar porque nunca se irán.

Crea un cuadro bajo el título “LAS COSAS CORRECTAS”. Debajo, haz dos columnas con las etiquetas “Obstáculos” y “Soluciones”. Luego, escribe todos los obstáculos y presiones que normalmente sientes en el campo, y luego usa una mentalidad de crecimiento para escribir una solución para cada uno.

“En mi opinión, -J.S dixit- la génesis para desarrollar una mentalidad de crecimiento es tener un sueño, una visión a largo plazo de lo que quieres lograr en el futuro, y las agallas para no dejar que nada ni nadie te impida alcanzarlo. A una persona con una mentalidad de crecimiento le importa poco el juicio emocional de los demás; solo importa el progreso. A medida que pones más y más pasión en tu enfoque, naturalmente creas resolución, coraje, solidez de carácter, fortaleza, dureza, tenacidad, perseverancia, resistencia y resiliencia. Algunas personas lo llaman “determinación”. Cuando la tengas, usarás obstáculos, desafíos y malos golpes para dirigir acciones futuras, no para organizar un coro de quejas y de lástima. Los obstáculos que se interponen en tu camino no son en realidad obstáculos, son la hoja de ruta hacia el éxito.”

“Mike Krzyzewski, entrenador en jefe del equipo masculino de baloncesto de la Universidad de Duke, dijo: “Si encuentras un camino sin obstáculos, probablemente no valga la pena”. Esta cita captura la mentalidad de crecimiento perfectamente. He tratado de establecer una cultura similar en mi academia y con mis clientes en el Tour. Pido a cada estudiante que reaccione sin emoción ante sus fallos y se auto-entrene al indicar la solución de manera positiva con nada de conversación negativa. Desafortunadamente, el enfoque tradicional de la instrucción y mejora del golf no está ayudando. El golf es el único deporte en el que puedo pensar, donde los jugadores son comúnmente enseñados y no entrenados. Un jugador se presenta a una lección de vez en cuando, generalmente cuando está con la soga al cuello. El profesor les dice todo lo que están haciendo mal desde un punto de vista técnico. Se va con conceptos sobre cómo mejorar la mecánica, pero no hay discusión sobre las claves para un entrenamiento efectivo, el manejo mental, el desarrollo de habilidades o una estructura para hacerlos responsables. Es hora de que todos los profesionales del golf se pongan al día y establezcan protocolos de entrenamiento. No soy el único instructor que se siente así. Hay muchos entrenadores realmente buenos, jóvenes y prometedores, que adoptan la mentalidad de crecimiento y están obteniendo excelentes resultados con sus estudiantes. La profesión docente está evolucionando para mejor y es el momento para un enfoque maduro y disciplinado del estudiante.”

Técnica del Putt 24. Confianza. Afirmación Positiva y Proceso


INCORPORA LA SEÑAL Y LA AFIRMACIÓN POSITIVA A TU PROCESO.

Siguiendo con el tema de la entrada anterior, en el futuro, utilizarás un patrón de respiración profunda y una señal no sólo en el ejercicio de afirmaciones diarias, sino también cuando juegues. Te sugiero que comiences tu respiración mientras caminas haca la zona del green y que ejecutes tu señal justo antes de caminar hacia la bola a ejecutar el putt. Este momento debe permitirte replicar lo que practicas durante tu ejercicio de afirmación positiva.

LA IMPORTANCIA DE TENER UN PROCESO DE PUTT DEFINIDO.

Es importante que tu proceso de patear esté completamente definido y claro. Como recordarás, definimos un proceso de lectura de green de seis pasos en la entrada Putt 26 y un proceso de ejecución del putt basada en los tres puntos en la entrada “Putt 21”.

A ese proceso le agregaremos un proceso post-putt que veremos más adelante. Combinar los tres procesos y definirlos claramente es importante por cuatro razones:

1.- Tu mente se sentirá cómoda al seguir los pasos en el mismo orden, de la misma manera cada vez, lo que te dará enfoque y claridad.

2.- Evitarás la tendencia a ralentizarte o apresurarte cuando notes la presión. Simplemente harás lo que siempre haces: ejecutar tus pasos uno tras otro.

3.- Centrarte en algo que tienes que controlar (tu proceso) te ayuda a mantenerte en el presente para que no te esfuerces demasiado ni te preocupes por cosas que no puedes controlar.

4.- Se puede medir y evaluar un proceso si está claramente definido, lo que permite pensar en acciones para mejorarlo.

La mayoría de jugadores evalúan su juego en base a sus emociones basadas en los resultados. Esto es peligroso para tu autoimagen, porque los putts malos ocurren al margen de quién seas. O rindes homenaje a los resultados o lo haces al proceso. Hacer que el proceso sea lo más importante es un gran beneficio, ya que te permite concentrarte en él sin pensar en el resultado ni forzarte por conseguirlo. Tu proceso es una de las pocas cosas que puedes controlar. Haciendo de esto lo más importante en cada golpe, en la medida en que mejore tu habilidad para ejecutar los pasos de tu proceso, lo harán los resultados.